Nuevas especies de gusanos encontradas en ballenas muertas


El Ophryotrocha craigsmithi, uno de los nueve nuevos especímenes, fue encontrado en el cadáver de una ballena en Suecia alimentándose de bacterias.

Nuevas especies de gusanos encontradas en ballenas muertas

Nueve especies de gusanos desconocidas para la ciencia fueron encontradas escondiéndose en el interior de un cadáver de ballena mientras se alimentaban de bacterias devoradoras de huesos en las profundidades marinas.

Las nuevas especies son gusanos con cuerpos segmentados, estos animales son bastante comunes entre los organismos marinos. Normalmente los gusanos encuentran refugio en distintos lugares como las profundidades marinas, cerca de la superficie del mar e incluso en madrigueras en la arena de la playa.

"Creo que es muy excitante encontrar nuevas especies en un habitat en el que muchas personas no habían buscado." dijo Helena Wiklund de la universidad de Gothenburg, Suecia.

Wiklund identificó los gusanos, cuatro de los cuales descubrió en el cuerpo de una ballena muerta que encontró en las profundidades marinas del nuevo parque nacional de Kosterhavet cerca de la costa de Strömstad, Suecia. Las otras cinco especies fueron descubiertas en los huesos de una ballena cerca de la costa de Calif.

Las ballenas muertas ofrecen una inesperada fuente de alimento, es imposible determinar cuando o donde una de ellas morirá, por lo que numerosas especies animales aprovechan este festín al caer el cuerpo del animal al fondo marino. Algunos científicos estiman que el aporte nutricional que la muerte de uno de estas ballenas proporciona al fondo marino sería el equivalente a 2,000 años de ciclo biológico normal, de sedimento y muerte de pequeños animales.


El Ophryotrocha scutellus, otro de los gusanos descubiertos en los huesos de una ballena muerta en Suecia.

Estos pequeños gusanos son habitualmente los segundos o terceros en aprovechar la fuente nutricional del cadáver de uno de estos grandes cetáceos. En primer lugar se alimenta de la ballena los tiburones y otros peces devorando la carne. Después las bacterias colonizan el esqueleto y después estas especies de gusanos que se alimentan de ellas.

Algunas especies de gusanos están tan especializados en alimentarse de ballenas muertas que incluso no podrían sobrevivir de otra manera. Por ejemplo el devorador de huesos "Osedax" está equipado de tal forma que puede penetrar en los huesos y ayuda a que el gusano pueda digerir las grasas y proteinas directamente de los huesos.



Datos legales - Privacidad - Versión PC